Juan-Luis
Pintos
Política y complejidad en la teoría sistémica de Niklas Luhmann: la libertad como selección
Santiago de
Compostela / Braga,
Marzo 1998

Anterior
Índice
Siguiente

1
Constituyen un bloqueo cognitivo, o (en lenguaje de Bachelard) son un “obstáculo epistemológico” para establecer una comprensión actual de las sociedades los siguientes supuestos:
  1. Que una sociedad consta de hombres concretos y de relaciones entre ellos;
  2. Que la sociedad, siguiendo el consenso entre los hombres, se constituye o se integra por la coincidencia de sus opiniones y la complementariedad de sus objetivos;
  3. Que las sociedades sean unidades limitadas regional o territorialmente;
  4. y que, por tanto, las sociedades, como grupos de hombres o de territorios, puedan ser observadas desde fuera.
2 Cada sistema funcionalmente diferenciado opera dentro de su propio ámbito de función (“medio”) a través del establecimiento de códigos y programas (“forma”). El sistema político opera en el medio del poder. Su función específica consiste en proporcionar al sistema social la capacidad de decidir de una manera colectivamente vinculante. El sistema político opera mediante el código gobierno / oposición (quien detenta cargos y poder, gobierna).
3 La distinción entre gobierno y oposición es fundamento de la democracia: la democracia puede definirse como distinción entre gobierno y oposición, que divide en dos el vértice de la política. El vértice se vuelve el punto de partida para la producción de posibilidades alternativas, ya que existe la posibilidad de sustituir a quien gobierna. La detentación de cargos estatales es contingente: es el efecto de una elección de personas y programas que se revisa periódicamente. La falta de oposición significa falta de democracia, ya que determina una estratificación política de la sociedad (dictadura): limita la diferenciación de la política, ya que el código político desaparece al desvanecerse uno de los dos valores (la oposición). La codificación se sustituye por la referencia a la mera organización (el Estado, el partido único).
4 En las sociedades altamente complejas se acortan en general los horizontes temporales relevantes para la acción, ya que las condiciones necesarias para una planificación a largo plazo son demasiado complejas. Al sistema político se le impone además, a causa del breve ritmo de las elecciones, una estructura temporal propia. Al nivel de la teoría política, es necesario plantear el problema de cómo la política puede y debe devenir un tema en el contexto de su realidad social. Esto exigiría la ampliación de los horizontes temporales, la abstracción y la inclusión de relaciones autorreferentes; es decir, la participación de la política en la producción de la realidad que para ella acaba resultando un problema.
5 La sociedad es el sistema social omnicomprensivo que ordena todas las comunicaciones posibles entre los hombres. Los hombres, las distintas personas individuales, participan en todos los subsistemas funcionalmente diferenciados, pero no caben totalmente en ninguno de ellos ni en la misma sociedad. El desarrollo social puede ser comprendido como una ampliación de los rendimientos comunicativos. Como resultado de este desarrollo han aparecido una pluralidad de sistemas sociales que combinan una alta sensibilidad para determinadas cuestiones con indiferencia hacia todo lo demás. El sistema de la sociedad transforma profundamente su propio entorno y modifica así los presupuestos sobre los que descansa su propia diferenciación. Una sociedad organizada en subsistemas no dispone de ningún órgano central. Es una sociedad sin vértice ni centro como punto de referencia para orientaciones semánticas o pragmáticas; en vez de ello, dispone de una redificación recursiva de observaciones y descripciones como modo de construcción social. La sociedad no se representa a sí misma por uno de sus propios subsistemas. No se puede centrar sobre la política (ni sobre la economía, o la religión, etc.) una sociedad funcionalmente diferenciada sin destruirla.
6 La comunicación es la operación selectiva por la que se constituye el sistema social como sistema autorreferente y autopoyético. La comunicación es una operación que contiene tres selecciones:
  1. Selección de las Informaciones (“lo nuevo”)
  2. Selección de las Notificaciones (“Versiones”)
  3. Selección de las comprensiones (“sigue la comunicación”)
7 La realidad construida por los medios masivos nos plantea la cuestión política decisiva: ¿cómo podemos aceptar que las informaciones que recibimos sobre el mundo y sobre la sociedad tienen que ver con la realidad si sabemos cómo se producen?
8 La complejidad implica multiplicidad de elementos que sólo pueden enlazarse selectivamente. La complejidad significa, por tanto, coacción de selección. Esta necesidad es a la vez libertad, en particular, libertad de condicionamiento distinto de la selección. La evolución filtra lo que es psíquica y socialmente aceptable y destruye cierto tipo de acciones, situaciones, contextos y sistemas de acción, mediante la sustracción del condicionamiento psíquico o social.
9 La libertad no se puede definir por un concepto antagónico (coacción), sino sólo a través de las condiciones epistemológicas de su posibilidad. La cuestión estaría entonces en cuáles son las condiciones para que en un mundo determinado, que siempre es como es, se desencadenen alternativas y un futuro decidible. Y con un planteamiento todavía más duro: ¿cuándo pueden verse las alternativas de tal forma que podamos atribuirlas a la decisión de una persona? Sólo entonces podremos decidir acerca de la distribución de la libertad en la sociedad.
10 El mantenimiento de la libertad, así entendida, presupone una defensa política de la policontexturalidad.